7 consejos para promover el consumo de frutas y verduras en los niños

El consumo de frutas y verduras tiene efectos beneficiosos sobre la salud en las distintas etapas de la vida y se debe a la presencia de ciertas sustancias como antioxidantes, fibra, folatos, flavonoides y otros fitoquímicos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir un mínimo de cinco raciones de frutas y verduras al día, ya que reduce el riesgo de desarrollar distintas enfermedades como obesidad, enfermedades cardiovasculares, algún tipo cáncer, hipercolesterolemia y diabetes tipo 2, entre otras.

Las frutas y verduras son fundamentales en la dieta de los niños, al igual que para los adultos ya que nos aportan vitaminas y minerales, son fuente de fibra y antioxidantes, el aporte de grasa es mínimo salvo alguna excepción y tienen un alto contenido en agua, el cual nos ayuda a tener una correcta hidratación.

La infancia es una época clave para la instauración de unos correctos hábitos de alimentación, por lo que es de gran importancia hacer hincapié en la promoción del consumo de frutas y verduras, y así poder mantenerlos en la edad adulta.

Muchos niños no consumen las cantidades recomendadas y para muchos padres suele ser complicado introducirlas.

En este artículo os propongo unos sencillos consejos para animar a los niños a consumir frutas y verduras.

1. Predicar con el ejemplo. Deben formar parte de la alimentación de los adultos, de otro modo sería complicado ya que los niños imitan a sus padres. El primer paso es que los padres las coman.

2. Es aconsejable que en casa haya variedad de frutas y verduras a la vista, lo cual se puede lograr con la presencia de una fuente con una buena variedad en la mesa del comedor o en la cocina.

3. Hacer platos apetecibles preparando una rica macedonia con frutas multicolor o presentarlos a modo de brocheta con pedacitos de fruta en un palito de madera. En cuanto a las verduras procurar variar del típico puré o de las verduras cocidas con patata.

4. Para fomentar que prueben nuevas frutas y verduras se deben combinar con otros alimentos. Una opción saludable y divertida es preparar los batidos de fruta o smoothies ya que contienen fruta y vegetales de hoja verde. Hay mil y una combinaciones. Podéis ver algunas recetas en mi blog 😉

5. Hacer zumos para mezclar diferentes frutas y ver cuál le gusta más al niño. Es cierto que no se aprovechan todas las propiedades nutricionales de la fruta ya que el aporte de fibra es menor y se pierde una gran parte de las vitaminas sobre todo si se deja pasar demasiado tiempo desde que se exprime hasta que se bebe. De todos modos son una buena opción y una alternativa saludable a los refrescos.

6. Promover la participación de los niños. El contacto con las frutas y verduras ayudará a que aumenten sus deseos de probarlas. Cómo lo podemos hacer? Animando al niño a que nos ayude a la hora de preparar la fruta como pelar, cortarlas con la ayuda de un corta galletas y darles formas divertidas, siempre y cuando no implique ningún riesgo. También os recomiendo hacerle partícipe en la toma de decisiones con preguntas como: “¿Qué fruta de apetece, plátano o manzana?”. De este modo nos permite conocer mejor sus gustos y preferencias.

7. Es clave no forzar, castigar ni premiar a los niños para que coman las frutas ya que será contraproducente.

Por último recordaros la importancia de fomentar el consumo de aquellas frutas y verduras que sean de temporada y, si es posible, de proximidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *